Sedación oral para una experiencia dental relajante

La odontología bajo sedación es un tratamiento dental que se realiza mientras el paciente está sedado para mejorar su comodidad y relajación. La sedación oral ayuda a los pacientes a tolerar mejor el tratamiento y a sacar el máximo provecho de su cuidado dental.

Ansiedad Dental

La ansiedad puede tener un efecto grave en el cuerpo. Se trata de algo más que de estar nervioso. Sufrir una fobia dental intensa puede resultar en:

Aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial.

Náuseas e indigestión

Fatiga

Dolor en el pecho

Hiperventilación (peligroso en personas con problemas respiratorios)

Umbral de dolor más bajo

Mareos

El sufrimiento de la ansiedad dental crónica conduce a niveles altos y constantes de la hormona del estrés cortisol. Esto puede conducir a un aumento de peso y a un debilitamiento del sistema inmunológico. Reducir el estrés, especialmente el relacionado con el tratamiento dental, es esencial para mantener la salud general.

La sedación oral es una ayuda maravillosa para relajarse en el sillón dental y poder tolerar el tratamiento. Hace que tanto usted como el dentista se sientan cómodos; cuando el paciente está cómodo, el dentista puede concentrarse mejor en la tarea que tiene entre manos y mantenerlo a salvo.

¿Cómo funciona la sedación oral?

  • Antes del procedimiento se le recetaran sedantes para que lo tome antes de la sesión de tratamiento. Algunos medicamentos se pueden tomar la noche anterior para asegurar que usted duerma tranquilamente.

  • La sedación oral no te deja inconsciente. No te desmayarás. Más bien, usted tendrá una percepción apagada de su entorno mientras permanece completamente despierto y consciente. Usted podrá responder a las instrucciones del dentista y responder a sus preguntas.

  • Probablemente se sentirá con mucho sueño. Cuando el efecto de la medicación desaparece, es posible que sienta que acaba de despertarse de una siesta. Ciertos medicamentos sedantes tienen un efecto amnésico, por lo que es posible que tenga poca memoria del procedimiento.

  • Los medicamentos de sedación dental desaparecen en cuestión de horas después del tratamiento. Usted querrá tener a un familiar o amigo de confianza listo para transportarlo de regreso a casa. Nunca intente encontrar el camino de regreso a casa por su cuenta después de recibir sedación oral.

  • La ansiedad dental no tiene por qué frenarle más gracias a la sedación oral que minimiza las molestias y maximiza la relajación. Tener un dentista gentil, empático y experimentado como el Dr. Guzmán también le ayudará a sentirse seguro en su visita dental.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH